Sesión I

Visita a la Psicóloga R.

– Hola, Buen día, Psic. R

– Hola, ¿Cómo estamos hoy? Mmm me permite su nombre por favor.

– Una disculpa, me presento soy M. Supongo que me encuentro bien, bueno, no debería de suponerlo, al menos físicamente estoy bien y lo poco que se proyecta fuera de mi interior es por lo mismo que hoy estoy aquí.

– Bueno… tratemos de ir poco a poco, entendernos es clave para comprender el por qué hoy decidiste visitar mi consultorio.

– Espero que en este lugar encuentre un poco de paz al expresar todo lo que no se me permite en mi hogar.

– Veo, déjeme decirle que efectivamente, Señorita M, usted tiene la libertad de poder expresar sus comentarios que han sido silenciados, pero con el debido respeto, hablando siempre con un vocabulario inofensivo y sin insultos hacia terceros.

– Entiendo, no es algo por lo cual sea de preocupación, trato de hablar de una manera limpia y clara, sin embargo, mmm hay ocasiones en los que si deseo utilizar esas palabras destructivas y mal formuladas.

Hoy me encuentro abducida de buena manera, ¿Comprende lo que le quiero decir? El día de hoy no vengo con el afán de hablar de mi obscuridad sino de lo bien que hoy me siento, supongo que estoy muy dentro mí alegre de haber tomado la iniciativa de venir hasta acá y contarle toda mi vida que hay dentro de mí a alguien que no conozco de nada empero no tuve otra opción…Sabe, de hecho, si la tuve, usted es la segunda herramienta que uso para poder dejar ir todo lo malo dentro de mí, estoy cansada, consumida por mi rencor, mis malas vivencias, por todo lo que crucé. El día de hoy le vengo hablar de lo bien que me ha ido con las decisiones que he tomado.

– Veo, Señorita M, siéntase cómoda, usted ha encontrado a alguien que respetará su historia, como profesional no es ético para mi ni para la rama que empleo difundir su historial con alguien que no este autorizado por su persona, tenga entera confianza que respetaré cada palabra que usted diga. Que le parece comenzar por el POR QUÉ ha venido y así saber el tema que abordaremos este día.

– Bueno, varios días atrás que estado hablando con migo misma si era buena idea visitar a una psicóloga, pasando el tiempo supe que era la mejor opción, digo, lo que he estado empleando no me ha dado resultados negativos pero no me vacía en completitud. Entonces, dije: Bueno, ellos son profesionales tales como yo algún día quiero ser. Le revelo que deseo desempeñar la rama que usted ejerce, sin embargo, no quiero ejercer para toda la vida la terapia, una de las ramas que más aclama mi corazón es la psicología forense. En este justo momento me dedico a escribir, tengo un sitio web donde comparto con las personas mis pensamientos, mi obscuridad, mis entierros, todo lo que se me es prohibido decir, el hecho de no decir con libertad y sin miedo lo que usted desea es bastante agotador, quizá sea alguien desconsiderado, pero no me importa si afectan mis palabras a las demás personas. ¿Es algo malo eso? Tengo que buscar palabras que no sean tan claras, sabe.

No se puede complacer a tanto individuo, a veces la gente aborrece, agobia, cuando me dispongo a recibir la calidez del sol y disfrutar del amor que la poca naturaleza queda en mi alrededor, observo y me da asco ver tanta gente, esa gente floja, perezosa, que no tienen definido un plan para sus vidas, la gente que no le gusta bañarse, que organizan sus hogares, que no son higiénicos, que no disfrutan de lo bueno de la vida, que siempre tiene un PERO para cualquier cosa por insignificante que sea. Esa gente la aborrezco, me cae mal, me da disgusto compartir las calles con esa gente tan miserable. Este tema es bastante extenso, sabe y hoy le comenté que no quiero hablar de mi obscuridad sino de lo bien que hoy me siento.

Estoy bastante positiva, debo decir. Estoy segura que con su ayuda voy a poder dejar ir todo lo tóxico dentro mí.

– Veo que tienes muy buenas expectativas de mi trabajo y no lo dudes, así será, hay un gran número de personas que desvalora la terapia y veo que tú tienes excelentes vistas, espero que esta sesión mejore tu vida personal e interpersonal.

Comentaste antes que también te atrae la terapia como un escalón al objetivo que tienes pero la terapia trabaja con personas, claramente, entonces… debes aprender a entablar comunicación con las personas y antes comentaste que muchas personas te producen aversión. Entonces, ese es un punto qué hay que trabajar bastante.

– Lo sé…

San Antonio, Texas

Marzo 29 del 2022

El alma floreciendo por mis palabras.